Compatibilidad de Cáncer y Leo

Compatibilidad de Cáncer y Leo

Cáncer

Compatibilidad de Cáncer y Leo

Leo

Pegados en el zodiaco, pero distantes en la vida, estos signos tienen muy pocas probabilidades de llevarse bien. Son tan distintos entre sí que parece imposible pensar que podrían cruzarse, pero los caminos del amor son tan impredecibles como las personas mismas.

Aspectos positivos.

Autoconfianza: Leo es la persona que el cangrejito necesita para adquirir autoconfianza. Puesto que al felino le sobra esta cualidad, no tendrá problema en darle las claves a su pareja para que se valore más a sí misma y que comience a creer que es capaz de lograr lo que se propone.

Fusión de opuestos: tal como en un juego de encastre, cada integrante de esta pareja tiene lo que al otro le falta. Por lo tanto, si saben ver el lado bueno de las cosas, se complementarán como dos almas gemelas. Esto será posible dado que los dos tienen necesidades afectivas muy similares y el grado de compromiso al que están dispuestos a llegar es muy elevado.

Conservadores: esta pareja se basará en los parámetros clásicos del amor: el chico para a buscar a la chica, la lleva a una cena romántica, conversan, la deja en la puerta de la casa, le da su primer beso y al día siguiente le envía flores (valen las computarizadas). En otras palabras, esta dupla no es apta para anti-románticos ni para los que están a favor de las antiprincesas.

Aspectos negativos.

Crítica: el ser tan vulnerables a las críticas, pero muy criticones a su vez, hará que terminen muy ofendidos el uno con el otro después de una sesión en la que ambos se sinceren acerca de lo que piensan del otro en todos los aspectos.

Egos heridos: una crítica inoportuna tiene como consecuencia un cráter en el ego, algo que pegará muy fuerte, en especial en el león.

Cambios de humor: los dos sufren de este síndrome, pero muy especialmente el cangrejo. Si no lo controlan, terminará por generar una incertidumbre que no conducirá a ningún lugar bueno.

Te puede interesar

Tus Comentarios

Privacidad